El Acueducto de Segovia

acueducto de segovia

El Acueducto de Segovia es la obra de ingeniería civil romana más importante de España, y es uno de los monumentos más significativos y mejor conservados de los que dejaron los romanos en la península Ibérica.

 Está construido con sillares de granito, asentados sin argamasa entre ellos. En la parte más elevada mide 28 metros (con cerca de 6 metros de cimientos).

Es inevitable al estar en este punto, no quedarse admirado de ésta gran obra de ingeniería de los romanos.

En total tiene 167 arcos y más de 20.000 sillares de granito. De ellos, 44 están sobre otros 44 formando el tramo de arcos dobles. Aquí es donde el acueducto alcanza su altura máxima arriba comentada

El Acueducto de Segovia conduce el Agua desde la Acebeda durante 15 Kms hasta llegar a la ciudad.

Desde el final de su parte monumental, en lo alto del Postigo, recorre de nuevo 1,2 kms hasta llegar al Alcázar donde finaliza el canal.

Desde su llegada a la ciudad hasta la plaza de Día Sanz hay 75 arcos sencillos, a continuación 44 arcadas de orden doble (es decir, 88 arcos), siguiendo después otros cuatro arcos sencillos

En el primer sector del acueducto de Segovia aparecen 36 arcos apuntados, reconstruidos en el siglo XV que fueron rehechos para restaurar la parte destruida por los musulmanes en el año 1072. Es el mayor daño que sufre el monumento en toda su historia

Para su construcción, los romanos utilizaron fuertes andamios que soportaban las cimbras, sobre las que se encajaban las dovelas de los arcos. En el arco, su piedra central, la clave, tenía que estar perfectamente tallada en forma de cuña para así poder ejercer la presión suficiente.

Era necesario marcar los dobles agujeros que vemos aun hoy, en los extremos de cada sillar de granito, ya que, para elevarlos usaban grandes tenazas metálicas. Estas tenezas, se cerraban al tirar hacia arriba y se apretaban con el propio peso de la piedra.

La unión de los sillares está realizada sin argamasa, cemento o plomo. Los sillares se mantienen unidos gracias a un perfecto estudio previo de empujes de las piedra.

Esto suena muy técnico, ¿verdad?.  En resumen eran unos ingenieros increíbles.

¿Sabes cómo llamamos en Segovia al Acueducto? : “El puente del Diablo”, ya que según la leyenda (la más famosa de la ciudad) fue construido por el diablo en una sola noche. ¡Menuda habilidad la suya!. Como homenaje a este famoso artífice del acueducto el 23 de Enero de 2019 se colocó en la ciudad una estatua en tu honor. ¡Ven a conocerla!. ¡No dejes de buscar al diablillo que se está haciendo un selfie con el acueducto de Segovia!

La Segovia de entonces era una población muy pequeña, pero cuando los romanos pasaron por aquí, levantaron en este lugar una nueva ciudad a la que dotaron de importantes servicios. El más espectacular fue sin duda este acueducto.

Lo primero que tuvieron que hacer los romanos fue crear una presa para recoger y encauzar el agua del río. Esta presa recibe el nombre de azud.

A partir de ahí, construyeron un canal para llevar el agua hasta la población. El agua discurría por él sin descanso, en algunas zonas a cielo abierto y en otras por una tubería subterránea.

En varios puntos del camino construyeron una especie de depuradoras, los desarenadores, donde el agua perdía velocidad para que las hojas y la arena se depositaran en el fondo y continuara mucho más limpia y sin obstruir el canal.

Si tienes oportunidad, no dejes de visitar y conocer en persona el Acueducto de Segovia en una visita guiada.  Es el símbolo de la ciudad de Segovia

acueducto de segovia
Categories: Acueducto

1 Comment

Anécdotas y Curiosidades - Visita Guiada en Segovia Imperdible · June 25, 2020 at 23:29

[…] reunirás con el guía a los pies del impresionante acueducto romano, para comenzar un recorrido por la otra historia de Segovia exteriores hasta el barrio de las […]

Comments are closed.