Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

El Escorial está situada a tan solo 45 mins de Segovia. El rey Felipe II manda construir el Monasterio de El Escorial en el reconocimiento por la victoria de San Quintín, que tuvo lugar el día de San Lorenzo de 1557 y el deseo de erigir un mausoleo en memoria de sus padres y de él mismo. Para construir el mismo adquirió varios enclaves de la zona como La Herrería, La Fresneda, El Campillo y Monasterio que, junto con El Escorial, servirían para satisfacer las necesidades de los monjes y de la Corte. La población adquirió, por real cédula de 1565, el título de Villa, dejó de depender de Segovia y se convirtió en territorio de realengo, a la vez que sufrió una profunda transformación urbanística.  Agrupando en un edificio varias funciones, San Lorenzo el Real nace como un monasterio de monjes de la orden de San Jerónimo, cuya iglesia sirviese como panteón del Emperador Carlos V y de su mujer, así como de su hijo Felipe II, sus familiares y sucesores, y donde los frailes orasen ininterrumpidamente por la salvación de las personas reales. Asimismo, cuenta con un palacio para alojar al rey, como patrono de la fundación, y a su séquito. El colegio y el seminario completan la función religiosa del Monasterio, y la Biblioteca se establece para estos tres centros. Este esquema se mantiene, en cierto modo, en la actualidad. La figura de Carlos V es decisiva en la fundación de este Real Sitio por lo mucho que influyó en el espíritu de su hijo, por el ejemplo de sus últimos años pasados entre los monjes jerónimos de Yuste y por la necesidad de dotarle de una digna sepultura. Si cuentas con varios días en la zona, puedes incluir el mismo en tu visita.

Continuar Leyendo

Ávila: ” Ciudad de cantos y de Santos”

Ávila está situada a tan solo 1 hora de Segovia. En función del tiempo disponible en su viaje, es una ciudad a la que merece la pena acercarse y descubrir. Ávila se encuentra situada junto al curso del río Adaja y se trata de la capital de provincia más alta de España, a 1131 m sobre el nivel del mar, en virtud de lo cual en su casco urbano son relativamente frecuentes las nevadas durante el invierno. Ávila posee los títulos de Ávila del Rey ,otorgado por Alfonso VII, Ávila de los Leales — otorgado por Alfonso VIII — y Ávila de los Caballeros (otorgado por Alfonso XI ), todos ellos presentes en la bandera de la ciudad. Ávila cuenta sin duda con la mejor muralla urbana que se conserva en el mundo, con 2,5 kms de perimetro. Para su construcción se reaprovecharon materiales procedentes de la necrópolis romana, construcciones civiles así como de las viejas murallas romana y visigoda. La piedra es granito gris y negro, dependiendo del origen de la misma. También se utilizó el ladrillo, el mortero, la cal. A la muralla se puede acceder por tres puntos diferentes: Casa de las Carnicería (junto al ábside de la catedral), Puerta del Alcázar y Puerta del Puente (tramo accesible) complementándose con un cuarto punto de salida en la Puerta del Carmen. Ávila es la tierra que vio nacer a Santa Teresa de Jesús,  “La Santa” como se la conoce en la ciudad. Nacio un 28 de marzo de 1515, en el seno de una familia numerosa como ella misma relata en el Libro de su Vida. Sus padres, Alonso Sánchez de Cepeda y Beatriz Dávila Ahumada, procedían de Toledo, dejando atrás un pasado converso. En su época es cuando la ciudad conoce su esplendor. Santa Teresa muere en Alba de Tormes en 1582, donde está enterrada…

Continuar Leyendo